martes, 21 de agosto de 2012

VOLVER A ENCONTRAME CON EL PLACER

Hoy mi querido diario (me gusta más que blog), te quiero comunicar, el placer que he vuelto a retomar en mis últimos meses.
Como ya plasmé hace algún tiempo, desde que me he jubilado utilizo bastante el transporte público, y a parte de observar, tanto a las personas que suben y bajan en las paradas, como el paisaje a través de la ventanilla del autobús, he vuelto a coger mi compañero de viaje, UN LIBRO.
Cuando era joven, y no tenía coche, mi medio de transporte era el mismo que utilizo hoy. Y también aprovechaba para leer. Cosa que con el tiempo y al cambiar al coche, dejé de hacerlo.
Cuando estaba en casa, siempre me hacía el propósito de dedicar aunque fuese media hora al día, a leer. Pero después me pasaba que nunca encontraba ese tiempo. Siempre tenía algo que hacer.
Me gusta bastante la cocina, y siempre me enredaba en hacer más de una comida. O bien me ponía a coser, que me gusta mucho. Modificarme mi ropa. O arreglar algún pantalón a alguna amiga, o alguno de mis hijos. O sea que siempre tenía y tengo, algo que coser. Esto es algo que siempre lo he visto en mi madre y en mi tía. Crecí en este ambiente de amas de casa, y me encanta.
Se y siempre he sabido, que el leer te hace adquirir cultura, corregir faltas de ortografía, y adquirir conocimientos que ningura carrera te aporta. ¡Pero! como he confesado, siempre lo dejaba para "luego". Y el luego era antes de domir. Con lo cual llegaba cansada de toda la jornada, y me quedaba dormida.
Ahora es distinto. Con mi libro, el viaje se me hace muy corto, casi ni me entero. Es una maravilla.
También tengo que reconocer, que en estas vacaciones de verano, he tenido la suerte que los tres libros que me he leido en 15 días, me han "enganchado" a la primera, y eso para mi es primordial, porque si no es así, suelo dejarlos.
No hagais lo que yo he hecho. NO DEJEIS PASAR TANTO TIEMPO SIN LEER UN LIBRO, porque ellos son los que nos ayudan a ser un poco más cultos. Y la CULTURA es muy importante en la vida del ser humano.

1 comentario:

María Casamayor Parreño dijo...

Realmente es cierto. El leer da cultura